UN VALLE DE LEYENDAS...

Situado en la Merindad de Pamplona, a 58 km de la capital de la Comunidad, Pamplona.
Su población en 2010 fue de 8.081 habitantes. El Baztán con una superficie de 373,55 km² constituye el municipio más extenso de Navarra. Está formado por la cuenca alta del río Bidasoa, que recibe en esta zona, el nombre de río Baztán. Enclavado en el Pirineo atlántico, entre los puertos de Belate y Otsondo.
Limita al Norte con Francia y los municipios de
Urdax y Zugarramurdi , al Este con Francia , al Sur con los municipios de Ulzama , Lanz , Anue , Esteríbar y Erro ; al Oeste con los de Donamaría , Bértiz-Arana , Echalar y con Francia.
Al Valle de Baztán, pertenecen quince localidades: Oronoz-Mugaire, Arraioz, Irurita, Almandoz, Berroeta, Aniz, Ziga, Lekaroz, Gartzain, Elbetea, Arizkun, Azpilkueta, Erratzu, Amaiur-Maya y Elizondo, capital del Valle.
Un Valle caracterizado por ser tierra de hidalgos e indianos, que regresaron de ultramar con una gran fortuna que invirtieron en remodelarlo. El resultado, abundantes Palacios y Caseríos de piedra rosácea con grandes balconadas; Monasterios y Puentes Medievales sobre ríos saltarines; metas esparcidas por prados y colinas; sugerentes bosques, monumentos megalíticos y cuevas... Además, peregrinos, brujas y contrabandistas también dejaron su huella. Hoy pueden seguirse sus pasos a través de diversas rutas: la del Camino de Santiago del Baztan, la de las brujas y el sendero de los contrabandistas que une las cercanas cuevas de Urdax, Zugarramurdi y Sara.
En Baztán disfrutará de infinitas posibilidades. Senderos, porque en estas tierras, las crestas del Pirineo navarro se inclinan hacia el mar haciéndose más suaves; museos para todos los gustos, molinos aún en activo, deliciosa gastronomía y unas tradiciones que se han conservado a lo largo de los tiempos. Además, muchos de sus caseríos se han convertido en acogedoras casas rurales donde podrá disfrutar de las costumbres y del carácter amable de las gentes del Baztán.
El Valle de Baztán, ofrece un perfil dibujado por cumbres de alrededor de mil metros que enmarcan caseríos y bordas dispersos por las laderas donde el ganado campea a sus anchas. La mejor panorámica de la zona se obtiene desde el mirador del Baztán situado en Ziga. O desde el puerto de Otsondo, a 600 m. de altitud, donde disfrutará de una amplia perspectiva hacia la vertiente de la costa. Tomando una pequeña carretera a mano derecha se accede a la cima de Gorramendi con panorámicas igualmente impresionantes.
Una vez contemplada la panorámica de este enclave, merece la pena realizar una incursión en el valle para conocer sus múltiples matices y atractivos. La huella de la historia se hace presente en todos los rincones del valle. La estación de Dólmenes de Izpegi o los Megalitos de Erratzu-Alduides, nos hablan de poblados prehistóricos y numerosas torres-fortaleza y Palacios de cabo de armería recuerdan los conflictos fronterizos de la Baja Edad Media. Destacan por su singularidad la casa Jaureguizar en Arraioz, un Palacio-Fortaleza convertido en alojamiento turístico como el de los Ursúa en Arizkun, los Palacios de cabo de armería Jarola y Ascoa en Elbete, el Palacio de Arizkunenea (hoy casa de cultura), o la Casa Puriosenea (hoy convertida en el museo etnográfico del valle) de Elizondo.
El centro comercial y administrativo de Baztán es Elizondo, con sus Caserones, Palacios y edificios monumentales y religiosos. Baztán cuenta con interesantes Museos como el etnográfico Jorge Oteiza (Elizondo) o el Museo escultórico Santxotena (Arizkun), y con bellos rincones donde perderse como la cascada de Xorroxin (Erratzu), los Dólmenes de Izpegi y los Megalitos de Erratzu-Aldudes.
En el camino que lleva a la frontera, un primer desvío en las últimas rampas del puerto de Otsondo conduce hasta Urdazubi/Urdax, donde puede visitarse el Molino, el Monasterio y la espectacular cueva de Ikaburu. Una visita guiada permite contemplar bellas formaciones de estalactitas y estalagmitas y escuchar el murmullo del Urtxuma, un riachuelo que discurre por el interior de la gruta.
La cueva de Urdazubi/Urdax está unida por carretera o por una senda señalizada con la de Zugarramurdi, que la historia y la leyenda han ligado para siempre a la Brujería.
Es el camino de los peregrinos que acudían a Santiago por este valle y utilizaban esta ruta alternativa a través de un paisaje intensamente verde y tranquilo, tachonado de suaves colinas, extensos prados y sugerentes bosques. Los peregrinos que venían de Bayona (Francia) atravesaban el Pirineo Occidental por el puerto de Dantxarinea y se adentraban en este valle. Testigos mudos de aquella época son construcciones como la Ermita de Santiago en Azpilikueta o el hospital de peregrinos de Elizondo. En general, puede decirse que el arte religioso del Baztan se caracteriza por su monumentalidad y por algunas obras de gran valor como la iglesia de San Lorenzo del siglo XVI en Ziga, de estilo herreriano temprano.
Gastronomía
Baztán también destaca por su gastronomía, con mención especial para el chocolate y la repostería de Elizondo, la caza, el cordero asado a la brasa, la chuleta de ternera, el txuri ta beltz (sangrecilla con relleno, una especie de morcilla típica de Navarra), los hongos y setas, el paté, los licores, el queso y la cuajada.
Fiestas y Tradiciones

Son famosas en Elizondo las fiestas y ferias de ganado, con mención especial para la que se celebra el Día de San Antón (17 de Enero), y en la que se rifa una vaca que previamente se ha paseado por las calles; y el "Baztandarren Biltzarra" o fiesta de hermandad del valle, que tiene lugar en julio con su desfile de carrozas, feria de artesanía y el baile de la mutildanza.

Paisaje y Vistas del Baztán

En estas tierras, las crestas del Pirineo navarro se inclinan hacia el mar haciéndose más suaves para ofrecer un paisaje de verdes colinas, extensos prados y arroyos rodeados de robles y castaños.
La mejor panorámica de la zona se obtiene desde el mirador del Baztán situado en el término de Ziga. A sus pies puede contemplarse este valle de clima templado y húmedo. Abajo quedan los lugares de Irurita, Lekarotz, Elizondo y Gartzain; caseríos y bordas dispersos por las laderas; cultivos y el perfil dibujado por las cumbres de alrededor de mil metros que enmarcan esta deliciosa vista.
Uno de los deportes que puede darle grandes satisfacciones en el valle de Baztán es el senderismo. Entre las infinitas posiblidades encontramos la ruta Amaiur-Berroeta, que transcurre por Arizkun, Elbetea, Elizondo, Lekaroz, Irurita, Zigaurre y Ziga, y que suma un total de 19,4 kilómetros, o la ruta conocida como Elizondo-Peña Alba, que partiendo de la capital del valle, atraviesa a lo largo de 20 km Beartzun, Peña Alba y Kilinkarri antes de volver a Elizondo. Si desea disfrutar de una cascada, desde el barrio de Gorostapolo en Erratzu parte un camino que llega hasta un llamativo salto de agua en un paraje insultante de vegetación. El sendero, si bien no está especialmente señalizado, no tiene pérdida.

La piedra y los museos
El nombre del Valle es de origen y significado enigmáticos. Existe una etimología popular muy extendida que hace derivar el nombre de bat han , que significa en euskera 'allí todos uno', justificándose esta denominación por la solidaridad e igualdad existente desde antiguo entre los baztaneses.
El gentilicio de los habitantes del Valle es baztanés y baztanesa, siendo baztandar el gentilicio en vasco que también suele utilizarse al hablar en castellano.

La huella de la historia se hace presente en todos los rincones de Baztán. Poblado desde la prehistoria, en el valle se conservan dólmenes en Izpegi, megalitos en Erratzu-Aldudes, y construcciones vinculadas a la vía baztanesa del Camino de Santiago, como la ermita de Santiago en Azpilikueta o el hospital de peregrinos de Elizondo.
Los conflictos fronterizos de la Baja Edad Media han dejado numerosas torres-fortaleza y palacios de cabo de armería. Las más notables por su singularidad son: la casa Jaureguizar en Arraioz, el palacio-fortaleza de los Ursúa en Arizkun, dos palacios de cabo de armería en Elbete, el Jarola y el Ascoa, y el palacio de Arizkunenea o de los Gobernadores en Elizondo. Todos son propiedad privada excepto Arizkunenea que es Casa de Cultura.
Encontrará también decenas de casas de indianos, emigrantes que retornaron y levantaron enormes caseríos en sus localidades de origen o sufragaron la construcción de iglesias y conventos. El eco de aquellos viajes y de cómo se ha vivido en Baztán durante siglos se capta perfectamente en el
Museo Etnográfico Jorge Oteiza , situado en el caserón Puriosenea, en Elizondo. En Arizkun puede visitarse la Casa-Museo Gorrienea y el Parque Escultórico del escultor Xabier Santxotena.

Tradiciones y gastronomía del valle de Baztán
Baztán posee también ancestrales costumbres que se traducen en el uso generalizado del euskera, en la alboka y la txalaparta, y en las danzas bailadas al son del txistu y el tamboril. La fiesta se vincula a las ocasiones en las que se reúnen sus vecinos, tales como las ferias de ganado; los carnavales, algunos tan ancestrales como los de Arizkun; las competiciones de pelota o a la fiesta del valle, el denominado Baztandarren Biltzarra, que se celebra en Julio.

Si quiere comprar algún recuerdo, no le resultará difícil encontrar kaikus, recipientes para guardar la leche y hacer cuajada realizados en madera de boj, o xisteras, herramientas con las que se juega a la cesta-punta, una modalidad de pelota.
Estas tierras tan ricas harán las delicias de los más golosos. Y es que si se acerca a Elizondo, no pierda la oportunidad de comprar "urrakin egina", un delicioso y el mejor chocolate con avellanas de toda Navarra que elaboran en las pastelerías de la localidad.
Mientras pasea por sus calles, sentirá como el olor invade sus sentidos. Usted también caerá en esta dulce tentación.

Los alrededores del Valle de Baztán
Al norte del Valle de Baztán y a 22 kilómetros de Elizondo, le esperan las Cuevas de Urdax y las famosas Cuevas
de Zugarramurdi, donde las brujas celebraban sus "akelarres". Al sur del Valle, a unos 10 kilómetros de Elizondo se encuentra el Parque Natural de Bertiz , un exuberante hayedo que cuenta con un centro de interpretación de la naturaleza y un jardín botánico ubicado alrededor de la residencia de los señores de Bertiz.
A él se accede desde la localidad de Oieregi, que junto con Legasa y Narbarte forman el estrecho y precioso Valle de Bertiz o Bertizarana. Gran parte de las construcciones de Oieregi están catalogadas con valor artístico o cultural, y lucen en su fachada el escudo del valle: una lamia, sirena de río de la mitología vasca con cola de pez, que porta en una mano un peine de oro y en la otra un espejo. Entre ellas destaca el hermoso Palacio de Reparacea de origen medieval, época en la que también se levantó el cercano puente sobre el río Bidasoa.


Un Valle donde las leyendas y los personajes mitológicos se mezclan muchas veces con otros reales, aunque con halos misteriosos. Es el caso de los Agotes. Una etnia de orígenes inciertos que atraen a los visitantes hacia Arizkun, donde puede visitarse la Casa-Museo Gorrienea, dedicada a la vida de los agotes y el Parque Escultórico de Xabier Santxotena.
Otro de los atractivos de este valle pirenaico es el senderismo. Entre las infinitas posibilidades encontramos la ruta Abartan. Un recorrido de 12,60 km. testigo de una milenaria cultura pastoril que parte de Ziga o el hermoso paseo de la Cascada de Xorroxin. Un camino que llega hasta un llamativo salto de agua, en un paraje de insultante vegetación.

Baztán posee también un rico patrimonio folclórico. Ha mantenido ancestrales costumbres que se traducen en el uso generalizado del euskera, de instrumentos musicales como la txalaparta y en las danzas bailadas al son del txistu y el tamboril. Tradiciones hoy convertidas en fiestas. No faltan las ferias de ganado, los carnavales, las competiciones de pelota o las reuniones de hermandad del valle como el famoso Baztandarren Biltzarra, que se celebra en Julio.

VÍAS DE COMUNICACIÓN

Si se viene de Pamplona, tiene que tomar la N-121-A. Cruzando los túneles y el puerto de Belate, descendemos hasta Oronoz - Mugaire, donde a mano derecha se abre un desvío señalizado como N-121-B, que cruza todo el Valle de Baztán hasta cruzar el Puerto de Otsondo y llegar a la frontera francesa en Dantxarinea.

Para llegar por Guipúzcoa, en Behobia (cerca de la frontera francesa de Irún), nos indica N-121-A dirección Iruña-Pamplona, tanto en la carretera nacional, como en la autopista A-8 (salida 1). Seguiremos esta carretera hasta la salir del túnel de Oieregi, donde a la derecha encontraremos la salida hacia la N-121-B que nos lleva al Valle de Baztan.

 


Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

maria | Respuesta 23.10.2014 21.36

pero esta bien esta pagina

MARIA | Respuesta 23.10.2014 21.35

YO HE ESCRITO DEPORTES FAMOSOS DE ARIZKUN Y ME SALE TODO ESTO QUE NO TIENE NADA DE SENTIDO

R.j.r.p.p. | Respuesta 04.03.2014 10.45

El Vale del Baztan-BaAlBaAzTaAn,pueblos coclaras significacionesgentilicias Matriarcales,repeticiones deaquel derecho; Asi ArIzKuUn-ArIzaLa-ArBeIza-BerdinDa

martin | Respuesta 17.02.2014 17.30

hola queremos saber la denominacion de origen del ganado vacuno gracias

adelaida | Respuesta 12.08.2012 17.42

HEMOS PESADO UNOS DÍAS EN EL-VALLE DE BAZTAN.Y A SIDO MARAVILLOSO

Ver todos los comentarios

Comentarios

15.09 | 08:42

DONDE ESTA IRUÑA?

...
15.09 | 00:10

Estimados soy de la familia Lurbes-Leos .Mi padre nacio en Sanguesa hasta 1914, mi Papa emigró a Argentina.Quedaron una monja y cura hna y 1 tío Lurbes.

...
07.06 | 19:35

Penoso que se permita la caza en un paraje con semejante valor. No pisaremos esta lugar en temporada, por lo que en otoño será algo que sólo podremos imaginar.

...
07.01 | 09:36

lol

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO