CASTILLOS EN NAVARRA

Navarra contó con buenos castillos, aunque lo que ha llegado a la actualidad, es un patrimonio mucho más escaso, a lo que no es ajeno la intervención del Cardenal Cisneros, al ordenar derribar y desmochar las fortalezas navarras en 1516.
De los Castillos de Navarra, citamos en nuestra breve descripción, los de Olite, Javier y Marcilla. También el Cerco de Artajona y la iglesia fortificada de Santa María de Ujué, aún a sabiendas, de que hay mucho más dignos de mención, sin ir más lejos, el emblemático Castillo Palacio del Príncipe de Viana de Sangüesa.

CASTILLO DE OLITE (Palacio Real de Olite)
El Castillo Palacio de Olite fue mandado levantar por Carlos III el Noble de Navarra en el apogeo de su reinado. Su proyecto fue construir un palacio fastuoso, que incluía el exotismo de albergar hasta animales traídos de lejanos países como jirafas, leones, búfalos, etc. y de realizar auténticos jardines tropicales colgantes de sus muros mediante un refinado sistema móvil de toldos para protegerlas del frío invernal.
Además este rey contrató toda una corte de artistas de las más dispares procedencias para embellecer el edificio.
El viajero alemán Münzer llegó a decir al presenciarlo :
"...no hay rey que tenga un palacio ni un castillo más hermoso, de tantas habitaciones doradas".
Sin embargo, las guerras sufridas en los siglos XVIII y XIX en tierras navarras arruinaron lamentablemente el edificio que fue restaurado (mejor sería decir reconstruido) con criterios historicistas tremendamente abusivos, por lo que es difícil interpretar que lo que hoy vemos tenga relación directa con lo que hubo.
Aunque la parte más atractiva de Olite se encuentra al oeste del castillo, puesto que es aquí donde se encuentra el casco antiguo con las iglesias románico-góticas de San Pedro y Santa María, es recomendable salirse del núcleo de Olite y situarse al este del palacio.
Es de esta manera como podemos apreciar los enormes volúmenes escalonados de este complejo militar y señorial.
Horarios de visitas
De Octubre a Marzo:              de 10:00 a 14:00 horas.
                                                     de 15:30 a 17:30 horas.
De Abril a Septiembre:           de 10:00 a 14:00 horas.
                                                      de 16:00 a 19:00 horas.
Semana Santa y puentes:     de 10:00 a 19:00 horas.
Julio y Agosto:                         de 10:00 a 14:00 horas. 
                                                      de 16:00 a 20:00 horas.
Cerrado: 25 de diciembre, 1° y 6 de Enero, todo el día.
                  24 y 31 de Diciembre, por la tarde.
Todos los años, en el mes de Agosto, se celebra en el Castillo y sus alrededores, el Mercado medieval de Olite que se desarrolla durante un fin de semana. Es propiedad del Gobierno Foral de Navarra y se destina a uso turístico y a sede de exposiciones itinerantes.


CASTILLO DE MARCILLA
El Castillo de Marcilla es uno de los más grandes y espectaculares de Navarra.
Se sitúa en el corazón de la población del mismo nombre. Parece que su origen hay que centrarlo en la primera mitad del siglo XV, durante el reinado de Carlos III el Noble.
Es, por tanto, un Castillo-Palacio gótico construido con ladrillo sobre un basamento pétreo, de forma cuadrada con torres en las esquinas y centro de cada lienzo, salvo en el muro sur donde hay una galería.
Se ha recuperado el profundo y amplio foso que lo rodeaba, lo que incrementa la espectacularidad de su estampa.

EL CERCO DE ARTAJONA
Artajona es una histórica y monumental población de la Navarra Media.
Entre su rico patrimonio medieval destaca su famosos cerco o muralla y las iglesias góticas de San Saturnino y San Pedro.
El Cerco de Artajona y la iglesia fortificada de San Saturnino forman un conjunto de extraordinaria belleza. Cuando nos acercamos a este binomio monumental nos alcanza una sensación extraña de no estar ante una muralla e iglesia gótica españolas.
Realmente, la estética de ambos monumentos nos lleva a la arquitectura gótica francesa. Y es que Artajona fue donada a los canónigos de la catedral francesa de Toulouse y fueron estos quienes se ocuparon de su edificación.
Originalmente la cerca de Artajona data del siglo XI, aunque lo que hoy vemos es atribuible al siglo XIII, fecha en que es construida la iglesia de San Saturnino. También fue retocada en tiempos de Carlos II "El Malo" (Siglo XIV).
El Cerco de Artajona esta formado por lienzos de muralla que siguen un trazado irregular, salpicados por altas y esbeltas torres prismáticas con acanalamiento interior (huecas y abierta al interior del recinto). De estos cubos que eran catorce, se conservan nueve.
El Cerco de Artajona se abre mediante dos puertas, la de San Miguel y Remahua.
Una vez dentro del cerca es inexcusable la visita a la inmediata iglesia de San Saturnino, con su monumental fachada formada por la gran portada, un rosetón y dos arquerías decorativas. El resto del edificio, de tan solo una nave y esbelta torre, denota la verticalidad y pericia del gótico francés.

IGLESIA - CASTILLO DE SANTA MARÍA DE UJUÉ
La visita a Ujué es una de las más satisfactorias que se pueden hacer a Navarra. Y el caso es que ya antes de llegar a este pueblo medieval debemos pasar por otro de parecida belleza e importancia que es San Martín de Unx, con lo que el goce es doble.
Ujué es un pueblito de intenso sabor medieval, de calles tortuosas y empinadas, y construcciones de piedra lo que le presta un nobilísimo aspecto.
Está coronado por su famoso conjunto de castillo e iglesia que supone uno de los rincones más hermosos y románticos de toda España.
La iglesia fue románica de la que se conservan tres soberbios ábsides y una magnífica Virgen románica de finales del siglo XII.
En el siglo XIV, durante el reinado de Carlos II, las naves románicas se sustituyeron por una única y amplia nave gótica, incluyendo la gran portada meridional, las torres y galerías y el envoltorio" fortificado.
La portada gótica del sur es magnífica como lo es la delicada terraza o Paso de Ronda, lujosamente abovedada y decorada con múltiples escultoras, incluyendo los símbolos de las evangelistas en una de las esquinas.
La cabecera románica citada no es visible al exterior pues, como ya dijimos, se rodeó de una muralla perteneciente a la fortaleza del siglo XIV, aunque entre ésta y los ábsides hay un estrecho pasillo al que se puede acceder para contemplar la magnífica obra románica.
También hay que resaltar en esta iglesia fortaleza de Ujué las dos soberbias torres almenadas (Cuatro Vientos y los Picos) que rematan el conjunto.
Tanto San Martín de Unx como Ujué muestran, en la estructura de su conjunto urbano y en sus monumentos específicos, una indiscutible relación con otras poblaciones históricas de las vecinas Cinco Villas aragonesas (como Uncastillo y Sos del Rey Católico)
.

PALACIO - CASTILLO PRINCIPE DE VIANA
Dña. Juana en 1344 fue la primera que lo habitó y posteriormente fue residencia del rey Carlos II .

Este Palacio-Castillo tiene remotos orígenes. Ya a finales del Siglo XI Sancho Ramírez construyó allí su castillo heredado después por Alfonso el Batallador.
Al separarse Navarra de Aragón (1134) Sangüesa en línea fronteriza se edificó un cerco amurallado cuyo flanco norte estaba defendido por el castillo actual. Dña. Juana en 1344 fue la primera que lo habitó y después fue residencia del rey Carlos II.
Este último mandó edificar dos cuerpos horizontales, uno hacia el norte flanqueado por dos torres (conservado hoy en día) y otro hacia el sur (demolido en 1569 para levantar el Ayuntamiento).
Los últimos reyes residentes fueron D. Juan y Dña. Catalina
El espacio rectangular abierto hacia el Palacio-Castillo fue el antiguo patio de armas, hoy conocida popularmente La Galería. Este Palacio fue construido aprovechando el flanco norte de la muralla y su foso, entre los dos torreones. En 1271 el rey Enrique pasó unos días en Sangüesa, y poco después, en 1280, se habilitó para residencia regia la torre oriental. A comienzos del Siglo XIV se completó con otro Palacio, muy similar al anterior, hacia la Rúa Mayor cerrando así al patio de armas con unas galerías que comunicaban ambos cuerpos del Palacio Real.
Doña Juana lo habitó en 1334, pero mucho más importantes fueron las estancias en el Palacio de Carlos II el Malo y el infante Don Luis con motivo de las guerras con la Corona de Aragón, y la de Carlos III y la reina en tiempos ya de paz. En esta fortaleza, la reina Dña. Blanca (esposa de Juan II de Aragón) y su hijo el Príncipe Carlos de Viana, fijaron su corte. En 1445 se celebraron las Cortes Generales del Reyno.
Juana Enríquez, segunda mujer de Don Juan II, también residió en este lugar. Cuando se encontraba Dña. Juana en avanzado estado de gestación, no quiso que su hijo naciera en tierras navarras, así pues se trasladó a Sos del Rey Católico, donde nació Fernando el Católico (Palacio de los Sada), aunque otras voces dicen que Dña. Juana no llegó a tierras aragonesas. Muy importante fue también las estancia de los últimos reyes de Navarra; Don Juan de Labrit y Doña Catalina de Foix.
Tras la conquista del Reyno de Navarra en 1512, se derribaron algunos
castillos navarros, por orden de Cisneros (regente en aquel momento), aunque el de Sangüesa se salvó. Se salvó por servir de guarnición permanente de tropas dispuestas a parar las tentativas de recuperar el Reyno desde los Pirineos. En 1536, la Ciudad de Sangüesa compró el Castillo al rey para hacer Ayuntamiento y plaza por 1.000 ducados de oro. Ese dinero se destinó a la obra de la Ciudadela de Pamplona. En 1570 fue derribada el ala sur para la edificación de la Casa Consistorial. Más tarde fue la Diputación Foral de Navarra quien lo compró en 1949 y fue restaurado a partir de 1982.
Lo que nos ha llegado hasta nuestros días de aquel Palacio fronterizo es un cuerpo central de dos plantas, sobre talud, con dos torres cuadradas en cada extremo almenadas y con saeteras (algunas casi a ras de suelo). En el lado que da a la plaza de armas se pueden ver dos puertas apuntadas de ingreso y ventanas dobles rectangulares con parte luz. Hacia la parte norte están los fosos, una puerta adintelada, ventanas similares a las anteriores y una chimenea circula de las muchas que tuvo.
En la actualidad, tras una gran restauración, sirve como biblioteca municipal de Sangüesa.
Como llegar: El Palacio se encuentra entre la Avenida del Príncipe de Viana y la Plaza del Patio de Armas (conocida en Sangüesa como La Galería). La trasera del Ayuntamiento se encuentra frente a él.

CASTILLO DE CORTÉS
Ubicado a unos 58 km de Zaragoza capital, y a unos 120 de Pamplona, en la Ribera suroccidental del Ebro.
El Castillo-Palacio de Cortés, se encuentra en el centro histórico de la localidad del mismo nombre, en la provincia de Navarra y es la principal joya de esta localidad de la Ribera. Fue construido posiblemente sobre otra edificación de origen musulmán, y reformado en el siglo XVI (año 1562). Se tienen referencias escritas de este castillo del año 1119. Se encuentra en buen estado de conservación. Fue restaurado a finales del siglo XIX. En 1997 el Ayuntamiento compró el Castillo por 76 millones de las antiguas pesetas.
Fue declarado Bien de Interés Cultural por el Decreto Foral 31/93 del 1 de Febrero (B.O.N., 10 de Febrero de 1993).
Visitas:
El acceso al exterior es libre.

CASTILLO DE TIEBAS / PALACIO DE TEOBALDO II
El Castillo-Palacio de Tiebas se alza a las afueras de la localidad del mismo nombre, en la ladera septentrional de la Sierra de Alaiz. Se encuentra a 14 km de Pamplona en la carretera N-121 dirección Pamplona-Tafalla.
Esta fortaleza es una construcción gótica que fue levantada a mediados del siglo XIII, seguramente por iniciativa de Teobaldo II de Champaña, rey de Navarra (1253-1270). Fue reformado en el siglo XIV (1321), destruido por un incendio en ese mismo siglo (1378) durante la guerra con Castilla, y reconstruido en el siglo XV (a partir de 1445).
En el siglo XV fue donado a la familia Beaumont y reconstruido por Juan de Beaumont, permaneciendo a esta familia y su sucesora la Casa de Alba hasta el siglo XIX. Aguantó varios asedios como el ocurrido en 1512. En la primera mitad del siglo XVII fue abandonado, y dañado irremisiblemente durante la Guerra de la Independencia (1808-1812).
Sirvió de residencia de Reyes navarros como el propio Teobaldo II, Enrique I y Carlos II. Además fue usado como Archivo Real, sede de tesorería e incluso prisión de la corona.
Aunque toda la documentación medieval y post medieval habla de castillo, el edificio fue construido con carácter residencial, con gran cantidad de elementos decorativos, ornamentales y poco defensivos. Con dos pisos organizados en torno a un patio central, construido según los gustos propios del norte de Francia de mediados del siglo XIII. Estuvo decorado con suelos de baldosas de colores (rojo, crema y verde) y techumbre de teja barnizada en verde, amarillo y marrón. Sus grandes salas poseían chimeneas y grandes ventanas con tracería gótica.
Se trata de una mole de planta rectangular, con unos murallones de sillarejo y sillar, de la que quedan restos de contrafuertes, canes dispuestos en hilera y las bodegas cubiertas con bóveda de cañón.
Se encuentra en estado de ruina. Actualmente se halla en fase de obras, se están sacando suelos y excavando una bodega, aunque existe cierta polémica con los medios empleados.
Es de propiedad privada.
En 1995 las ruinas del Castillo-Palacio de Tiebas, o Palacio de Teobaldo II, fueron declaradas Bien de Interés Cultural.
Visitas:
Es de acceso libre.

CASTILLO PALACIO DE ARAZURI
Está situado al oeste de Pamplona a 7,3 kms. de dicha capital, en sitio llano, a orillas del Arga y cerca de la confluencia de éste con el Juslapeña.
El Castillo-Palacio de Arazuri, se encuentra en un extremo de la localidad del mismo nombre, en el término municipal de Cendea de Olza/Oltza Zendea, provincia de Navarra.
Figura en la nómina oficial del Reino como Palacio de cabo de armería y constituye uno de los mejores ejemplares y mejor conservados de los Castillos-Palacios de estructura medieval. Hacia 1418 un hijo natural de Carlos III, Lancelot de Navarra, patriarca de Alejandría y vicario general de la diócesis pamplonesa, estaba ampliando el Castillo de Arazuri con ayuda de su padre, de quien recibió al menos mil florines para tal cometido. Se sospecha que intervino en las obras el maestro real Martín Périz de Estella.
El arquitecto construyó un patio cuadrangular rodeado de edificaciones, con torres desiguales en las esquinas. Dignificó especialmente el flanco oriental, que mira hacia Pamplona, donde alzó un cuerpo longitudinal en ligero voladizo sobre modillones y colocó las armas de Lancelot en un escudo hoy muy deteriorado. Asimismo cuidó elementos menores como chimeneas y vanos.
Conserva aún en los ángulos sus cuatro torres aspilleradas y el torreón principal o torre del homenaje coronado por ladroneras con matacanes y otros interesantes elementos en sus laterales como ventanas geminadas, chimeneas, lienzos sobre modillones, etc. que recuerdan a los de Olcoz. Una de las cuatro cortinas, la que posee un adarve corrido con matacanes, corresponde con la zona residencial del Palacio. El patio de armas tiene un algibe que suministraba agua al Castillo.
Posteriormente, sirvio de avanzadilla al Duque de Alba en la conquista de Navarra. Hasta mitades del siglo pasado subsitieron los calabozos subterráneos, con sus argollas y cadenas para sujetar a los prisioneros.
Posiblemente fue reconstruido en parte en el s. XVI.
Fue declarado en 1966 Monumento Artístico-Histórico.
Es de propiedad privada, y se usa como vivienda particular.
Visitas:
Es libre el acceso al exterior y al patio de armas.

 

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Oscar Oro | Respuesta 09.02.2016 02.36

Gracias por esta maravillosa lista. Resulta triste que no se promocionen más estas excelsas edificaciones.

Ver todos los comentarios

Comentarios

07.06 | 19:35

Penoso que se permita la caza en un paraje con semejante valor. No pisaremos esta lugar en temporada, por lo que en otoño será algo que sólo podremos imaginar.

...
07.01 | 09:36

lol

...
09.07 | 16:02

¿Tiene No.watsapp

...
02.06 | 15:04

Soy de Marruecos y quiero unirme a este club

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO