UNA FIESTA SIN IGUAL...

SANFERMINES 2013 
¡Ya Queda Menos!:  0 días 
* * * * * * * * * * * * * * * *

Los SANFERMINES, son unas fiestas singulares que se celebran anualmente en honor a San Fermín.
Sin duda, el acontecimiento por el que más se conoce en todo el mundo a Pamplona, capital de la Comunidad Foral de Navarra, al norte de España.

CHUPINAZO
Los festejos comienzan con una costumbre bastante reciente en el tiempo, que data de la década de 1940, y es con el lanzamiento del chupinazo ( cohete ) desde el balcón central del segundo piso del Ayuntamiento de Pamplona a las 12:00 del mediodía del 6 de Julio y terminan a las 24:00 h. del 14 de Julio con el " Pobre de Mí ", una canción de despedida.
El primer chupinazo se realizó en 1941. El Teniente de Alcalde Joaquín Ilundain y el periodista José Mª Pérez Salazar proponen al Alcalde el lanzamiento oficial de un cohete anunciador de las fiestas desde el balcón consistorial. Al comienzo, las fiestas de San Fermín se anunciaban cuando las autoridades, acompañadas de maceros, gigantes, músicos y público iban a la iglesia de San Lorenzo a las Vísperas, en honor a San Fermín. A partir de 1901, se comenzaron a lanzar cohetes de forma espontánea, como anuncio del comienzo de las fiestas.
Poco antes de las doce, Alcalde o Alcaldesa y Concejales salen al balcón del Ayuntamiento. Abajo, en la plaza, miles de personas llevan horas esperando el momento; el ansia colectiva va subiendo grados a medida que se acercan las doce. Se descorchan cientos de botellas de champán, repartiéndolo a partes iguales entre el estómago y la ropa del personal. Calor infernal. No cabe un alfiler en los 2.502 m2 que tiene la Plaza y en la que se amontonan, 12.500 personas. Cuando la persona que se encarga de el disparo se acerca al cohete, hay un rugido general del populacho: cantos, gritos, silbidos, palabrotas y, también, quejidos de algún que otro pisoteado. Con el estruendo apenas se puede oír el grito ritual: "¡Pamploneses/Pamplonesas, Viva San Fermín, Gora San Fermin!".
Y entonces, hay una especie de ataque de locura colectiva, y toda la ciudad da un vuelco en un instante: empieza el desmadre general y una borrachera colectiva matutina digna de verse. La fiesta dura desde el mismo día 6 al 14 de Julio, nueve días de juerga sin interrupción. Es costumbre llevar el pañuelo anudado a la muñeca o guardado en el bolsillo hasta que el txupinazo inaugura la fiesta. Después la costumbre invita a ponérselo en el cuello o donde a uno le venga en gana. Y es que tras el ruido de la pólvora, en pocas horas la cosa se pone dantesca y uno se pierde en los laberintos del alcohol y de los encuentros. Es un gran comienzo.
Del 6 al 14 de Julio la palabra ¡FIESTA! se escribe con mayúsculas en Pamplona. Llegan los Sanfermines. Cuando el "txupinazo" estalla, la capital se transforma en una explosión de vida. Miles de personas de todo el mundo inundan esta ciudad que se tiñe de blanco y rojo. La calle se convierte durante unos días en un derroche de fraternidad, alegría, música y juerga ininterrumpida al compás de las charangas y las peñas.

Entre la infinidad de actividades que se celebran durante la semana de fiestas, la más famosa de los Sanfermines, es el Encierro, y es el único momento del día en el que la fiesta se contiene y la tensión invade el recorrido minutos antes de que los toros inicien su carrera tras los mozos y, que consiste en una carrera de 849 metros delante de los toros y que culmina en la Plaza de Toros. Los Encierros tienen lugar todos los días entre el 7 y el 14 de Julio y comienzan a las 8:00 de la mañana, con un cohete desde los corrales de Santo Domingo donde están los toros, con una duración aproximada de entre dos y tres minutos y otro cohete da anuncio del final del Encierro, cuando los toros después de la carrera, ya se encuentran en los corrales de la Plaza de Toros y es el momento en que, un estallido de sensaciones culminan ya. La fiesta continúa con el "caldico", hecho con ternera y gallina, el chocolate con churros, los Gigantes y Cabezudos, el aperitivo…
Los pamploneses celebraban a San Fermín el 24 de Septiembre, cansados de las inclemencias climatológicas del otoño, los pamploneses deciden en 1591 trasladar la fiesta del co-patrón de Navarra, San Fermín, al 7 de Julio, la coincidencia por azar en las mismas fechas de solemnidad religiosa, bullicio ferial y toros dan el carácter a los Sanfermines que hoy conocemos.

¡¡ Disfrutar de los Sanfermines, una fiesta acogedora durante 9 días !!.


HISTORIA DEL ENCIERRO

Los Sanfermines, tienen su origen que se remonta varios siglos atrás a la Edad Media, y su fisonomía actual, cosmopolita y multitudinaria, es el resultado de una lenta evolución histórica, aunque
buena parte de la fama universal de los Sanfermines es un fenómeno reciente y se debe a las referencias que, sobre estas fiestas, recogió Ernest Hemingway y a la difusión que le dio en sus crónicas periodísticas y en su novela "The sun also rises", conocida como "Fiesta" en el mundo hispano.
(El que sería premio Nobel llegó por primera vez a Pamplona acompañado de su primera mujer, Hadley Richardson, el 6 de julio de 1923. Tan hondo calaron en él los Sanfermines, que repitió viaje en varias ocasiones, la última de ellas en 1959. Durante sus estancias en Pamplona acostumbraba a hospedarse en el hotel La Perla de la plaza del Castillo.
Por aquella época, era frecuente verlo en las terrazas de la Plaza del Castillo, corriendo el encierro o en la arena del coso taurino, ante los novillos embolados que llegaron a darle algún tremendo susto.
Gran admirador de las feria del toro y de los matadores, tampoco se perdía una corrida. Fue asiduo cliente de los restaurantes y bares como Casa Marceliano. En esta taberna degustaba los platos más tradicionales de la cocina navarra y siempre conservó la receta del ajoarriero con gambas que allí le proporcionó su amigo Matías Anoz).
Los pamploneses celebraban a San Fermín el 24 de Septiembre, cansados de las inclemencias climatológicas del otoño, los pamploneses deciden en 1591 trasladar la fiesta del co-patrón de Navarra, San Fermín, al 7 de Julio, la coincidencia por azar en las mismas fechas de la solemnidad religiosa, bullicio ferial y toros dan el carácter a los Sanfermines que hoy conocemos.
Hace siglos que se corren los encierros (en el s. XV ya se considera espectáculo antiguo), pero antes se hacía de otra manera: los toros pastaban en los sarios y entraban por el Portal de la Rochapea precedidos por el abanderado a caballo, y, las bocacalles cerradas por talanqueras y/o mantas; es decir, se corría no delante, sino detrás y a los lados, hostigándoles. A mediados del s. XIX se impuso un trazado y una forma de correrlo y mucha gente estuvo en contra de su celebración. El vallado se puso en 1776 (madera de abeto).
El encierro es el acto que más se conoce de los Sanfermines y el motivo por el que muchos extranjeros llegan a Pamplona el 6 de julio. Básicamente consiste en correr delante de los toros un tramo de calle convenientemente vallada, y tiene como fin trasladar a los astados desde los corrales de Santo Domingo hasta los de la Plaza de Toros donde, por la tarde, serán lidiados. En total corren seis toros y dos manadas de mansos, y el trayecto, que transcurre por diferentes calles del Casco Viejo de la ciudad, mide 848,6 metros.
La peligrosa carrera, que se celebra todas las mañanas del 7 al 14 de Julio, comienza a las 8:00 horas de la mañana, aunque los corredores deberán haber entrado dentro del recorrido antes de las 7:30 horas. Unos minutos antes de que se inicie, los mozos que van a correr se encomiendan a San Fermín, y cantan por tres veces (7:55, 7:57 y 7:59 horas) ante una hornacina del Santo adornada con los pañuelos de las peñas que se encuentra en la Cuesta de Santo Domingo. En concreto, el cántico dice así: "A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro, dándonos su bendición". Finaliza con los gritosde"¡Viva San Fermín!, ¡Gora San Fermín!", y es uno de los momentos más emocionantes.
Los encierros siempre se han celebrado a la misma hora solar: a las 6 (hasta 1924), a las 7 (hasta 1973) y a las 8 (desde 1974). Estas horas tan dispares se deben al cambio de horario producido en dichas fechas. Es por esto que la famosa copla nos ha dado siempre la hora correcta del encierro:
"Levántate pamplonica, y da de la cama un brinco, mira que ya son las cinco, y el encierro es a las seis".

CÁNTICO AL SANTO
"A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro, dándonos su bendición".

Esta es la copla que cantan los mozos a los 5, 3 y 1 minutos antes de las ocho de la mañana frente a la imagen de San Fermín que se haya instalada en la hornacina excavada en el muro de la derecha de la Cuesta de Santo Domingo, rodeada de velas y de 16 pañuelos, uno por cada una de las 15 peñas pamplonesas y otro más que pertenece a la peña "El Charco" de la localidad cercana de Ansoáin. Antes de 1981, fecha de la construcción de dicha hornacina, este rito previo al encierro, que finaliza con los gritos de "¡ Viva y Gora a San Fermín !", se llevaba a cabo de forma similar, pero la pequeña imagen del patrón de Navarra se instalaba en una de las ventanas del antiguo Hospital Militar (hoy sede del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra), es decir, en el lado izquierdo de la Cuesta de Santo Domingo.

EL ENCIERRO "TXIKI"
Entre 1979 y 1987 se organizó el llamado "Encierro txiki" que, aunque la legislación lo prohibió, fue tolerado tácitamente. En él, los niños pamploneses emulaban a sus mayores, pero con seis becerros, a las ocho y media de la mañana y en el tramo comprendido entre la calle Estafeta, Telefónica y Plaza de Toros.

EL ENCIERRILLO DE LOS CORRALILLOS DEL GAS
Del 6 al 13 de Julio, poco antes de las 23:00 horas, los toros que se lidiarán al día siguiente son trasladados entre los Corralillos del Gas y los de Santo Domingo, en la muralla, donde por la mañana saldrán los toros que corran el encierro. El recorrido, de 440 metros, se hace en silencio y con muy poca luz. Para presenciarlo, es necesario conseguir uno de los pases que el Ayuntamiento distribuye gratuitamente pocos días antes de comenzar las fiestas. Los Corralillos del Gas se llaman así debido a que se edificaron sobre la antigua fábrica de gas, en la que se destilaba la hulla y se obtenía el gas que luego era usado para la iluminación de las calles de la ciudad (faroles de gas que debían ser encendidos y apagados uno a uno). Estos faroles dejaron de utilizarse con el uso de la iluminación eléctrica que los dejó obsoletos.

EL ENCIERRO DE LA VILLAVESA
El día 15 por la mañana; es el mismo recorrido que el encierro real, pero en vez de toros participa un inofensivo autobús. Surgió, posiblemente por algunos juerguistas que tras la noche de juerga estarían en la cuesta de Santo Domingo y se les ocurrió la idea de correr delante del autobús. A finales de los 80 llegó a haber más de 200 mozos "corredores" con casi 60 minutos de "encierro". Era el autobús que pasaba a las 8:00 (línea Rochapea-UPNA). La COTUP suprimió la línea de autobuses y al año siguiente los mozos hicieron: un motocarro con cuernos de juguete, pancartas alusivas a los "divinos", "pastores" con varas, cohete a las 8:00 en punto y botella de cava en la hornacina de San Fermín a la que le cantaban fervorosamente 5, 3 y 1 minuto antes de las 8:00.

RECORRIDO DEL ENCIERRO
A las ocho en punto se dispara un primer cohete que anuncia la apertura de la puerta de los Corralillos de Santo Domingo, mientras que un segundo disparo indica que todos los toros han salido. A partir de entonces el recorrido que las reses siguen es el siguiente:
Santo Domingo
280 metros, entre los Corrales y la Plaza Consistorial. Es de pendiente pronunciada, y los toros tienden a agruparse. Es uno de los tramos más violentos y peligrosos, especialmente en el tramo final de entrada a la Plaza Consistorial.
Plaza del Ayuntamiento y Mercaderes
100 metros. Es uno de los tramos menos peligrosos, a pesar de que técnicamente es el más complicado por su doble curva. Supone un desahogo para el corredor por ser un espacio amplio que permite correr. Presenta enclaves múltiples para refugiarse.
Curva de Estafeta
La calle Estafeta comienza con un giro de 90 grados a la derecha, hecho que provoca que los toros resbalen y vayan a parar contra el vallado interior. El corredor debe tomar la curva por el ángulo corto si no quiere verse atrapado .
Estafeta y Bajada de Javier
Ligera pendiente del 2%. Largo y estrecho, es uno de los tramos más concurridos. No hay otros refugios que los portales.
Bajada de Javier y esquina de Telefónica
El trote de la manada se aminora notablemente. Existe la posibilidad de que se disgregue y queden toros sueltos. Todo ello lo convierte en un tramo peligroso.
Telefónica
Apenas 100 metros que dibujan el final de un embudo, perfilado por un doble vallado de madera. El cansancio ralentiza aún más la carrera y favorece un desmembramiento, situación peligrosa por excelencia. El lugar preferido de los "divinos" y de muchos inexpertos.
Callejón
Tramo descendente hacia la Plaza de Toros en forma de embudo. Muy temido por el riesgo de montones humanos.
Plaza de Toros
Por el centro se deja paso libre a los toros, de los que tiran los cabestros y a los que conducen los dobladores. La proliferación de inexpertos y "patas", más exhibicionistas que otra cosa, ha hecho peligroso un tramo que no lo era. Una vez que todos los astados entran en el coso taurino suena un tercer cohete mientras el cuarto indica que los morlacos han entrado en toriles y que el encierro ha terminado. La carrera tiene una duración media de 3:55 minutos, que se prolongan en la medida en que alguno de los astados se separa de sus hermanos. El encierro más largo se produjo el 11 de Julio de 1959, con 30 minutos de duración, cuando un Miura se rezagó y fue necesario recurrir a un perro para que mordiera al toro y consiguiera introducirlo en los corrales. Aunque todos los tramos son peligrosos, la curva de la calle Mercaderes y el tramo comprendido entre la calle Estafeta y la Plaza son los que más riesgo entrañan. Actualmente, la aglomeración es uno de los principales problemas del encierro y acrecienta la peligrosidad de la carrera en la que los mozos no deberán intentar aguantar más de 50 metros delante de las astas. Todos los tramos del recorrido están vigilados por un amplio dispositivo de seguridad y atención médica. No obstante, la peligrosidad de la carrera ha hecho que entre 1924 y 2002 se haya registrado un total de 14 muertos y más de 200 heridos por asta. La Plaza de Toros sirve de escenario a los deportes rurales autóctonos, al folklore musical y, sobre todo, a los espectáculos taurinos (encierros, vacas emboladas y corridas de toros). Es la 3ª Plaza de Toros más grande de España (la 1ª es la de las Ventas de Madrid) es propiedad de la Casa de Misericordia de Pamplona (La Meca). La anterior plaza que se incendió era de (1844-1852).
Su gestión corresponde a la Casa deMisericordia (LA Meca) y por ello, reglamenta y establece el funcionamiento de las corridas de toros y los espectáculos. Como institución benéfica, las rentas de esta gestión van a parar a sus actividades en el cuidado y atención de ancianos.
Es importante tener en cuenta que existen 19.000 localidades. De ellas, sólo 1950 salen a la venta el día anterior a la corrida -en torno a las 20:30- en las taquillas de la Plaza de Toros. Esas entradas corresponden a la ANDANADA, que es la parte más alta de la Plaza y, por ello, la más barata. La corrida de rejones y la novillada funcionan de otra manera.
En las corridas con toros que han participado en el encierro el sistema que se sigue es el de abonos. La gente compra un abono y lo renueva cada año en los últimos días de junio. Luego, cada uno con su abono puede hacer lo que quiera y por eso en la calle hay entradas de personas que no van a acudir a los toros o que han cedido su abono.
Se inauguró el 7 de Julio de 1922; , realizada por el arquitecto de San Sebastián ,Francisco Urcola, con una capacidad de 13.620 localidades. Se utilizaron los nuevos materiales del momento, como el hormigón armado, pero con formas historicistas, con aspecto clásico. Su cuerpo principal se resuelve a la manera de un gran arco de triunfo, con galería superior y crestería de claro origen plateresco y al renacimiento remite el orden gigante empleado, jónico en el cuerpo principal y dórico alrededor del ruedo.
En 1966 fue reformada por Rafael Moneo con la colaboración del ingeniero Carlos Fernández Casado, mediante concurso, ampliando la estructura existente de hormigón exponiéndola a la vista con una serie de costillas triangulares. En 1966 fue reformada por Rafael Moneo con la colaboración del ingeniero Carlos Fernández Casado
, mediante concurso, ampliando la estructura existente de hormigón exponiéndola a la vista con una serie de costillas triangulares, y logrando un aforo de 19.529 espectadores.
Durante las obras realizadas del 2004-2005 para cumplir la normativa de seguridad, reduciéndose el número de plazas a 19.000 espectadores, se encontró en la zona del coso una fuente y un canal del siglo XVI que abasteció al burgo de Navarrería
hasta 1852, un puente también del siglo XVI, y restos del desaparecido Revellín de la Tejería de las murallas.

POBRE DE MI

Ultimo acto oficial de la fiesta. Los pamploneses, provistos de velas, se concentran el 14 de Julio a las 24:00 horas en la Plaza Consistorial, para despedir las fiestas e iniciar la "cuenta atrás" de los próximos Sanfermines. El alcalde, desde el balcón consistorial, es el encargado de despedirlas oficialmente y de convocar a todo el mundo a participar en las del próximo año, mientras se dispara una traca de cohetes desde la contigua Plaza de los Burgos. No obstante, el ambiente festivo no desaparece hasta altas horas de la madrugada. Este acto festivo, también fue una ocurrencia espontánea, al igual que sucedió con el chupinazo (txupinazo).

EL PAÑUELO ROJO
Es la prenda sanferminera por antonomasia. Se puede adquirir en cualquier comercio textil. No se puede anudar al cuello hasta que suene el primer cohete (el Chupinazo). Los pamploneses no lo hacen nunca. Este pañuelo recuerda el martirio del santo, que fue degollado en Amiens el 25 de Septiembre del año 303. Así pues, representa la sangre en el cuello del santo al ser decapitado.
En realidad, la costumbre de vestir de blanco y rojo proviene de los años 1930. En aquella época hubo una peña sanferminera, que hoy ya no existe, cuyo nombre era "La Veleta". Los mozos de dicha peña sanferminera fueron los primeros en vestir de rojo y blanco. Al final, todos han terminado imitándoles hasta convertir esos colores en el "uniforme" de las fiestas.


LA PROCESIÓN
El 7 de Julio a las 10:00 de la mañana la Corporación Municipal (el Alcalde y Concejales) con sus mejores galas:  los Concejales, desde el siglo XIX acostumbran vestir de frac y chistera, corbata de lazo y guantes blancos, cadena sobre el chaleco y medalla con el escudo de la ciudad. Para las concejalas, se ha diseñado una vestimenta parecida a los atuendos tradicionales de los valles navarros de Roncal, Salazar y Aézcoa, que consiste en una falda larga a pliegues, negra de seda natural, blusa color manteca de cuello alto, también plisada y encañonada en cuello, con chorreras, un corpiño negro de manga larga con una cenefa bordada de flores, conjuntado con un mantón de seda negro, acuden a recoger al Cabildo Canonical en la Catedral, escoltados por clarineros, timbaleros, maceros, escoltas, txistularis, gaiteros, comparsa de Gigantes y Cabezudos y La Pamplonesa (Banda Municipal de Pamplona), además de los Cabildos Parroquiales con sus cruces, la Comunidad de Capuchinos y las Cofradías, y todos juntos se encaminan por las calles Navarrería, Mercaderes, Plaza Consistorial, Bolserías y Mayor hacia la iglesia de San Lorenzo, donde se encuentra la talla de San Fermín.
La Iglesia de San Lorenzo, es una iglesia de escaso valor arquitectónico o artístico, pese a lo cual, para los pamplonicas tiene gran valor sentimental, ya que en ella está ubicada la Capilla de San Fermín y dentro de ella, la imagen del santo. La fachada de la iglesia fue construida en 1901 por el arquitecto Florencio Ansoleaga, sustituyendo a la antigua de estilo barroco.
La Capilla de San Fermín por su parte, fue construida por encargo del Ayuntamiento de Pamplona entre los años 1696 y 1717. Tiene forma de cruz griega inscrita en un cuadrado, y es obra de los arquitectos Santiago Raón, Juan de Alegría y Martín de Zaldua. Desde el 6 de Julio de 1717, la imagen del santo se encuentra alojada en la capilla, de la que sólo sale en Procesión cada día 7 de Julio. La imagen que se pasea en Procesión, es una talla de madera policromada de finales del siglo XV, revestida en plata en 1687. En el pecho porta un relicario, también de plata. La escultura se asienta en una rica peana labrada en plata que data del año 1746.
La Procesión, que se alarga en torno a hora y media, cuenta con algunos altos en el camino. Recorrerá las calles de la Taconera, Rincón de la Aduana, San Antón (aquí el paso se detiene y se le canta una jota al santo), Zapatería, Plaza Consistorial, San Saturnino y Mayor. Desde donde sigue el recorrido por las calles Mayor y San Antón, Plaza del Consejo, calle San Saturnino y vuelta a la calle Mayor (en la última parada, los Amigos del Arte cantan una jota al santo en medio del silencio más sepulcral, que es buena prueba de la carga emotiva del acto para los vecinos de la ciudad), para volver a la iglesia de San Lorenzo donde se deposita la imagen de nuevo en su altar. A continuación, el Arzobispo canta una misa solemne, tras la que el Cabildo regresa a la Catedral y la Corporación al Ayuntamiento, cerca ya de las dos de la tarde. Si bien es cierto que probablemente la Procesión sea un acto que despierte más interés entre los sanfermineros navarros, no es un acto exclusivamente para ellos, y es que quienes visiten Pamplona por San Fermín no deberían perderse el evento. Además, bien visto, cuenta con un ventaja que pocos de los actos oficiales de San Fermín tienen, no se produce ningún tipo de aglomeración.

HISTORIA DEL RIAU-RIAU EN SANFERMIN
El riau-riau ha sido desde 1914 un acto contestatario y reivindicativo contra la corporación municipal.
El riau riau nace en 1911 ya que, realmente, la gente acompaña a la corporación en su paseo desde la casa consistorial a la iglesia de San Lorenzo de camino a las Vísperas de la fiesta del 7 de Julio. Sabemos que la idea fue del carlista pamplonés Ignacio Baleztena quién se organizó para entorpecer la marcha a vísperas y así tocar las narices a un ayuntamiento que era contrario a sus ideas. La cosa cuajó y se hizo ya sistemáticamente fuera cual fuera el signo político del Ayuntamiento.
El Riau-Riau, tal y como se le conoce, nació en 1914 con un carácter de protesta hacia la autoridad. Los mozos trataban de impedir el paso de la Corporación al compás del "Vals de Astráin", de cuyo estribillo recibe el nombre de Riau-Riau. Hasta tal punto que el Riau-riau tuvo varias prohibiciones: en 1927 el alcalde Demetrio Martínez de Azagra intentó acabar con él por ser una "manifestación de incultura" y un "acto inconveniente". Fue en vano. Años más tarde se repitió la prohibición, con el mismo poco resultado. En sus primeras décadas, la duración del Riau-Riau era de una hora. Con el paso de los años, la marcha fue haciéndose cada vez más lenta y finalmente fue abortada por grupos radicales violentos que provocaron su suspensión en 1991. Actualmente ya se están haciendo intentos de recuperación.
Al Riau-riau se le conoce también como Vals de Astráin ya que la música que se interpreta es un vals y el autor es Miguel Astráin. La partitura está guardada en el Ayuntamiento desde 1907 pero existen datos de que desde 1883 la banda de la Casa Misericordia acompañaba a la corporación con esta melodia. Astráin era el director de esa banda.
A pesar de que generalmente se taraea a ritmo, el vals de Astráin tiene letra. La autora es María Luisa Ugalde y dice así:
"A las 4, el 6 de julio / Pamplona gozando va / pasando calles y plazas / las Vísperas a cantar / al glorioso San Fermín / patrón de esta capital / que los pamplonicas aman / con cariño sin igual. / Delante van / chiquillos mil / con miedo atroz dicen: ¡Aquí! / un cabezón viene detrás / dando vergazos y haciendo chillar. / (¡¡Riau-Riau!!)
Después vienen los muchachos / en un montón fraternal / empujando a los gigantes / con alegría sin par / porque llegaron las fiestas / de esta gloriosa ciudad / que son en el mundo entero / una cosa singular. (¡¡Riau-Riau!!)
Los mozos de blusa / que son los que dan animación / con los pollos-pera / van todos unidos en montón. / Los de la Pamplonesa / detrás vienen tocando / van a honrar a San Fermín. / Toda la ciudad / con movimiento contemplando está / la gran caravana / que alegre hasta San Lorenzo va. / Los del Ayuntamiento / con mazas y timbales / van a honrar a su patrón. (¡¡Riau-Riau!!)

LAS DIANAS
Del día 7 al 14, entre las 6:45 de la mañana y los minutos previos al encierro. Recorrido por la parte vieja de Pamplona.
La Banda Municipal "La Pamplonesa" es la protagonista en el primer acto de cada día, y decimos primer acto porque es difícil imaginarse algo más tempranero que las Dianas, ya que éstas comienzan a las 6:45. Para qué nos vamos a engañar, a esas horas la mayor parte de la gente que hay en la calle tiene más ganas de irse a dormir que de ponerse a dar saltos. Pero algo extraño pasa con las dianas, y es que quien ve pasar a La Pamplonesa, no puede evitar sumarse a la banda para poner letras a las melodías tocadas por sus instrumentos como si le hubiera poseído el espíritu del propio San Fermín.
En sus comienzos sólo la banda de música de La Meca era la protagonista del nuevo espectáculo. A partir de 1878 se sumó la Banda Militar del Regimiento de Gerona, y dos años más tarde las restantes bandas militares. En el siglo XX, a finales de la década de los 60, ya tocaban juntas la banda municipal "La Pamplonesa", la banda militar, txistularis y gaiteros.
Mientras que en el siglo XIX se interpretaban "aires populares", en el XX las Dianas son cuatro, las denominadas como: la "una", la "dos", la "tres" y la "cuatro". La instrumentalización fue realizada por Silvano Cervantes, aunque las partituras carecen de firma. La primera que se tocó fue la "dos", que se bautizó con el nombre de "Aurora".
Las Dianas actuales, siguen cumpliendo con su objetivo de despertar a la población y anunciar un nuevo día de fiesta. A las 6 de la mañana se concentran en el Ayuntamiento las bandas de gaiteros y "La Pamplonesa". Unos y otros, se desparraman por la ciudad en un largo recorrido que se inicia antes del amanecer y termina recién despierto el día, con la vuelta a la puerta del Ayuntamiento.

EL BAILE DE LA ALPARGATA

Del día 7 al 14 a las 09:00 horas, en el Casino Principal, situado en la Plaza del Castillo, duración una media hora.
El Casino Principal de la Plaza del Castillo se convierte a eso de las 9:00 de la mañana en una pista de baile en la que se celebra el baile de la alpargata. En dicho acto suelen darse cita personalidades importantes de la sociedad pamplonesa. No todo el mundo tiene acceso al evento, ya que sólo los socios del Casino y aquellos a quienes un socio haya invitado podrán entrar y moverse con más o menos ritmo al son de la música, empezando el día con alegría.
Los "bailarines" se pueden dividir entre los que se han despertado hace poco, han visto el encierro, han desayunado un chocoolate con churros y siguen disfrutando de la fiesta, y aquellos grupillos de gente con ojeras que lleva toda la noche de bar en bar. Para estos últimos el Casino Principal se convierte en el último sitio abierto donde ponen una música medianamente bailable, así que ahí que se plantan, frente a la puerta, a ver si hay suerte y algún socio los adopta.
Realmente podríamos estar hablando del baile de la faja o incluso del baile del pañuelo, ya que el nombre de "baile de la alpargata" se le dio simplemente porque cuando empezó a celebrarse este acto, la alpargata era el zapato típico. ¿Igual no fueron demasiado originales al escoger el nombre? La verdad es que no.
Es recomendable intentar conocer esta tradición, o al menos acercarse sobre esa hora a la Plaza del Castillo, para ver el ambiente que se respira por la zona a esas horas tempranas.

LA COMPARSA DE GIGANTES Y CABEZUDOS
Los Gigantes que actualmente se pueden ver en San Fermín fueron elaborados en 1860, aunque antes de estos hubo otros, y otros en siglos anteriores. Y es que ya en el siglo XIII Pamplona contaba con tres Gigantones. En un mundo en el que cuando alguien hace algo durante 5 años seguidos, ya se considera tradición. Y es que aproximadamente ochocientos años de tradición dan para mucho. Para empezar, ya no son tres Gigantes, sino ocho, ya que con el paso del tiempo han ido adoptando nuevos miembros a su familia. Además, no se han añadido personajes al tuntún, sino que se ha optado por escoger personajes de distintos lugares del mundo. El grupo de Gigantes que, desde dentro, mueven los miembros de la comparsa está compuesto por cuatro parejas de Reyes y Reinas que representan a Europa, Africa, Asia y América. Además de sumarse Gigantes a ese primer trío inicial, a estos personajes de cuatro metros de alto les salió una corte de Cabezudos. Los Cabezudos, de tamaño normal pero de testa considerable, son cuatro personajes que pasean por la calle acompañando a los Gigantes. Son el Alcalde, el Concejal y la Pareja de Japoneses.
Similares a los Cabezudos son los Kilikis. También con cabeza desproporcionada, Barbas, Patata, Verrugón, Coletas, Caravinagre y Napoleón,se dedican a pegar a los críos con un modernísimo artefacto de última generación que recibe el nombre de Verga, que no es otra cosa que una vejiga de cerdo atada a un palo. Si en un momento dado, el foráneo no tiene muy claro si lo que tiene delante es un Cabezudo o un Kiliki, hay algo infalible para salir de dudas. ¿Mirar si lleva el "arma"? No es necesario, bastaría con mirar a los niños que tenga cerca. Si hay un Kiliki rondando la zona, los más pequeños asustados se agarrarán a sus padres. Y es que el Kiliki actúa como repelente natural para los niños. Los últimos en llegar a la familia de la Comparsa han sido los seis Zaldikos , que lo hicieron en fechas cercanas a 1940, junto a algunos Kilikis. Los Zaldikos representan a unos jinetes que están a medio camino entre bufones y pajes.
Con estos personajes, la Comparsa se ha convertido con el paso del tiempo, en uno de los actos oficiales de San Fermín que más gusta a la gente, ya que está dirigido a todas las edades. Los Gigantes, Kilikis, Cabezudos y Zaldikos gustan tanto al padre como al hijo, aunque a veces el hijo acabe llorando desconsolado y exageradamente porque Caravinagre le ha dado en el culo.
Cuándo: Del día 6 al 14 a diferentes horas.
Dónde: Salida desde la antigua estación de autobuses.
Duración: Aproximadamente 3 horas.

PEÑAS DE SANFERMIN
Hay varios elementos sin los cuales los Sanfermines no serían lo que son, pero si hay uno que es imprescindible para animar las calles, son las Peñas. Grupos de amigotes con ganas de armar un sano jaleo allá por donde pasan, haciendo bailar y saltar a la gente al ritmo de sus charangas.
Son grupos fácilmente identificables, ya que desde lejos se puede distinguir a una cuadrilla normal y corriente y a una Peña como Dios manda. ¿Cómo distinguir a la gente en Sanfermines si casi es obligatorio por ley vestir todos iguales? Ser miembro de una Peña es una de las pocas cosas que justifican el hecho de no lucir el blanco y el rojo. Y es que cada una de
las 16 peñas
viste una blusa, con colores característicos de cada peña, e incluso las hay que llevan al cuello un pañuelo de diferente color al rojo. Esto se debe a que las peñas decidieron el color de su pañuelo antes de los 50, cuando el rojo se fijó como el color del pañuelico típico. Otro elemento que distingue a una Peña es la pancarta, se convierte prácticamente en una obra de arte que atrae muchísima atención. En ella, la Peña plasma (con mayor o menor técnica) una situación o algún hecho relevante ocurrido en la sociedad navarra durante el año, desde el punto de vista de la Peña, generalmente en tono satírico.
Entre los años 1950–1970, las relaciones entre las distintas Peñas fueron muy fluidas y de gran colaboración entre ellas para la preparación de los distintos festejos de las fiestas de San Fermín. Este espíritu de buen entendimiento se extendía también a la colaboración con el Ayuntamiento y otros organismos oficiales. La constitución "formal" de la Comisión de Peñas, en 1959, supuso un hito para la organización en común de las inquietudes de las peñas como las dianas, el encierro, la asistencia a la procesión de San Fermín, pago de la música de las txarangas, subvenciones, festivales de las Peñas, salida de los toros, abonos del tendido, etc.
También ha habido ocasiones de reconocimiento, como fue la concesión en 1971, de la placa de plata al mérito turístico a las Peñas de Pamplona, por parte del Ministerio de Información y Turismo. En el mismo año, la buena acogida que reciben los artistas de cine y periodistas extranjeros del Festival Internacional de Cine de San Sebastián a su paso por los Sanfermines es recompensada con la entrega de la Concha de Plata del festival. Actualmente, son un total de 16 Peñas que se han ido fundando a lo largo del siglo XX. Empezando por La Única, que se creo en 1903, le siguen Muthiko Alaiak en 1931, El Bullicio Pamplonés (1932), La Jarana (1940), Oberena (1941), Aldapa (1947), Anaitasuna (1949), Los del Bronce (1950), Irrintzi (1951), Alegría de Iruña (1953), Armonía Txantreana (1956), Donibane (1977), La Rotxa (1978), 7 de julio San Fermín (1979) y San Jorge (1980).
La tarde comienza con los preparativos para la corrida de toros, suelen ser bastante largos ya que tienen que preparar la bebida que transportan en cubos, perolas con ajoarriero y demás artilugios para la juerga taurina. Seguidos de sus inseparables charangas, se incorporan al desfile de mulillas en un ambiente festivo rumbo a la Plaza de Toros, al tendido de sol donde desatan todo su poder. Después del espectáculo taurino, las Peñas desfilan por el Callejón de la Plaza seguidos de las charangas y portando las pancartas. Es un ritual ya clásico que se denomina "Salida de las Peñas". De allí cada una se dirige a su sede. Los mozos y mozas se reúnen en los locales de la Peña para cenar y comenzar una noche de marcha. Las calles Jarauta y Navarrería, donde se encuentran la mayor parte de sus locales, se inunda del ambiente de las Peñas con la música de la charanga y la juerga sanferminera.

Peña Alegría
Enlace con la página web oficial de Peña Alegría.
[http://www.alegria.ws]

Peña Anaitasuna
Enlace con la página web oficial de Peña Anaitasuna.
[http://www.anaitasuna.com/pena/pena.htm]


Peña Donibane
Enlace con la página web oficial de Peña Donibane.
[http://donibanesanferminera.150m.com]

Peña Irrintzi
Enlace con la página web oficial de Peña Irrintzi.
[http://www.irrintzi.com]

Peña La Jarana
Enlace con la página web oficial de Peña La Jarana.
[http://www.lajarana.com]

Peña Los del Bronce
Enlace con la página web oficial de Peña Los del Bronce.
[ http://www.losdebronce.com ]

Peña Muthiko Alaiak

Enlace con la página web oficial de Peña Muthiko Alaiak.
[http://www.muthikoalaiak.org]

Peña Mutilzarra
Enlace con la página web oficial de Peña Mutilzarra.
[http://www.mutilzarra.org]

Peña El Charco
Enlace con la página web oficial de Peña El Charco.
[http://www.elcharco.net]

Peña Armonía Txantreana
Enlace con la página web oficial de Peña Armonía Txantreana.
[http://armoniatxantreana.150m.com]

Peña El Bullicio Pamplonés
Enlace con la página web oficial de Peña El Bullicio Pamplonés.
[http://www.elbulliciopamplones.com]

Peña Oberena
Enlace con la página web oficial de Peña Oberena.
[http://www.oberena.net]
 

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

07.06 | 19:35

Penoso que se permita la caza en un paraje con semejante valor. No pisaremos esta lugar en temporada, por lo que en otoño será algo que sólo podremos imaginar.

...
07.01 | 09:36

lol

...
09.07 | 16:02

¿Tiene No.watsapp

...
02.06 | 15:04

Soy de Marruecos y quiero unirme a este club

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO